958 420 280 / 661 759 397 info@prc-design.es

La importancia de los colores en la imagen corporativa

La importancia de los colores en la imagen corporativa

Lo ideal en cualquier caso es tener siempre presente a quién va dirigido el producto final de cada empresa, es por ahí por donde se debe empezar a trabajar

A falta de menos de un mes para la llegada de la primavera, e inmersos en lo que parece ser un pequeño adelanto, parece que los sentidos se van ya preparando y aclimatando para la llegada de la estación en la que se producen las mayores explosiones de colores, el la que la naturaleza luce con todo su esplendor y su brillo. Y es que, bien es sabido por todos que los colores son una parte importante en la vida de cualquiera y que influyen en el carácter y también en algunas decisiones que se toman. Tal es así, que desde que “el color del rótulo de un negocio influye directamente en sus clientes, por lo que dedicar tiempo a la correcta elección tanto del color como del tipo de letra se ha convertido en un paso de gran importancia en lo que a rotulación se refiere”.

Mucho se ha escrito sobre la influencia psicológica de los colores, y no han sido pocos los ámbitos y sectores que han decidido aprovecharse de esa influencia e integrarla en su quehacer diario como ha sucedido en el caso de logotipos y rótulos que forman parte esencial de la imagen corporativa de cualquier empresa. Pero, ¿cuáles son los colores elegidos por las empresas de los distintos sectores en sus rótulos?

  • Blanco: es el más empleado en áreas de la salud, actividades infantiles e I+D.
  • Amarillo: centros educativos y agencias de viajes.
  • Naranja: empresas tecnológicas.
  • Rojo: negocios relacionados con el motor, los deportes, la comida, la música o la tecnología.
  • Verde: áreas relacionadas con el cuidado de la salud, la alimentación y la restauración.
  • Azul: empresas de transporte, finanzas, energía y telecomunicaciones.
  • Violeta: áreas relacionadas con la salud, finanzas y lujo.
  • Negro: empresas relacionadas con la belleza, la perfumería, la peluquería y los artículos de lujo.

“No obstante, y a pesar de que estos sean los colores más recurridos por las empresas mencionadas, existen otros, como el gris, que se ha convertido en un auténtico comodín y que es ampliamente utilizado por empresas y negocios de todos los ámbitos y sectores. Lo ideal en cualquier caso es tener siempre presente a quién va dirigido el producto final de cada empresa, es por ahí por donde se debe empezar a trabajar”.

Fuente: El Mundo Financiero.